Casados per felices

Nunca antes la familia ha estado bajo tanto ataque interno o externo como en el presente. El futuro se ve mucho más difícil todavía. Los ataques externos provienen principalmente de leyes que trastornan el matrimonio y de medios de comunicación que ridiculizan el matrimonio minando las relaciones bíblicas entre esposos.